Parte 0. Introducción.

Tenemos una natural tendencia a pensar en la Ciberseguridad como un entorno muy complejo, repleto de grandes máquinas con interfaces llamativas y personal con conocimientos de protocolos imposibles y para los cuáles el mundo del Hacking es su día a día.

No voy a negar que estos entornos existen, pero para la enorme mayoría de las empresas y particulares este mundo es desconocido y así permanecerá para siempre. Creedme si os digo que ni merece la pena pensar mucho en ello.

Los dos elementos más importantes para cualquier empresa grande o pequeña son:

  1. El personal que la compone.
  2. Los datos que administra a diario, por ejemplo: contactos, materiales, facturas, etc…

Pues bien, a la garantía de la disponibilidad, confiabilidad e integridad de estos datos es a lo que la Ciberseguridad se dedica, no es ni más ni menos que eso.

En esa serie de artículos (que anticipo serán pocos), intentaré ayudaros a crear un entorno más seguro desde la practicidad, con elementos simples, contrastados y que no supongan un desembolso de dinero que imposibilite su implementación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *